Vida después de la muerte en los jabones de las cenizas de los bosques

 Vida después de la muerte en los jabones de las cenizas de los bosques

La transformación de las cenizas de bosques calcinados en jabones orgánicos de higiene personal es la apuesta de una empresa española, que destinará parte de sus beneficios a financiar la recuperación de los territorios calcinados.

Cenizas para la vida

La intención de la compañía pasa por “disponer del conocimiento necesario para acceder a las zonas quemadas cuando sea posible, ya que se encuentran muy débiles tras los fuegos, y extraer un porcentaje de este residuo sin dañar el entorno”, ha explicado a Efe el fundador de Ashes to Life (Cenizas para la Vida), Alejandro de Antonio.

Por ello, el origen de la ceniza utilizada en la actualidad procede de la combustión de la cáscara de coco y de la poda controlada de montes gestionados de forma sostenible, mientras “desarrollamos un protocolo de actuación específico para recuperar los espacios afectados por estos siniestros”, ha precisado.

Regeneración Medioambiental

Con los fondos obtenidos, se pondrá en marcha un Programa de Regeneración Medioambiental y, de esta forma, “lograremos crear vida a partir de las cenizas”, ha apuntado De Antonio.

Ashes to Life cuenta en estos momentos con dos jabones -uno hidratante y otro exfoliante- y una jabonera, también elaborada a partir de cenizas vegetales, y el 10 % de la ganancia de cada producto se destina a la restauración medioambiental de ecosistemas asolados por los incendios.[

Además, su elaboración recupera un proceso de fabricación empleado por antiguas culturas como las de las de Babilonia, Egipto, Grecia o Roma, conocido como saponificación en frío, mediante el cual “los aceites vegetales no son sometidos a altas temperaturas, mantienen todas sus vitaminas y su poder antioxidante, y conservan la glicerina generada”.

Regeneración de los bosques

La iniciativa, puesta en marcha en 2016, surge de la necesidad de regenerar los bosques que se queman “en el actual escenario que vivimos relacionado con el cambio climático y el aumento de las temperaturas”, ha asegurado a Efe la responsable de comunicación de Ashes to Life, Margarita Arjona.

Esta situación ha provocado un incremento de los fuegos “debido a un gran descenso de las precipitaciones en algunas zonas del mundo, que se están desertificando”, ha lamentado.

Según Arjona, cada vez hay un mayor requerimiento por parte de la sociedad de cosméticos “que sean muy respetuosos no sólo con la piel, sino también en su fabricación, comercialización…”, en un intento por conseguir un consumo más consciente.

Fuente: Diario Libre

Deja un comentario