I'm Live!
Watch Now

Vendedores de vehículos podrían recuperarse si reciben “estímulos adecuados”

Los efectos económicos como consecuencia de la crisis generada por la pandemia COVID-19 ha afectado el sector, no sólo en el país, sino también en el mercado internacional, con una producción que se ha reducido y donde escasean algunos modelos de vehículos.

Así lo expresó César De los Santos, presidente del consejo directivo nacional de la Asociación Nacional de Agencias Distribuidoras de Vehículos (Anadive), agregando que en la República Dominicana, a raíz de la pandemia COVID-19, las empresas comercializadoras y distribuidoras de vehículos mantuvieron cerradas sus puertas desde del 19 de marzo hasta el 20 de mayo del presente año, fecha en la que de manera parcial las autoridades permitieron la reactivación de las actividades económica.

César De los Santos indica que durante el confinamiento de las personas y el cierre total del sector comercial que representa, las ventas de vehículos cayeron a cero, poniendo en peligro de quiebra varias de las empresas asociadas.

“Desde el momento de la reapertura, nuestros dealers afiliados, concentran sus mejores esfuerzos en el fortalecimiento del sector; creando condiciones favorables, presentando ofertas y planes para brindar facilidades de financiamientos a los clientes, quienes también se han vistos afectados en sus puestos de trabajos y niveles de ingresos, a raíz de las medidas tomadas por las autoridades gubernamentales, financieras y la banca comercial”, indica el ejecutivo.

Entiende que, si de manera oportuna el sector recibe los estímulos adecuados, las ventas pueden recuperarse poco a poco y se estima que la reactivación antes de finalizar el año podría alcanzar entre el 35 % y 40 %.

“Esperamos que en la medida que la economía recobre su dinamismo habitual, el sector pueda volver a la normalidad, en los diferentes niveles, importaciones, ventas y consecuentemente en pagos de impuestos y contribuciones fiscales que sirven de apoyo al sostenimiento del Estado dominicano”, argumenta.

Apunta que las agencias de vehículos bajo la sombrilla de Anadive importan unidades vehiculares usadas, que ingresan al país con no más de 5 años de fabricación, según dispone la Ley 04-07.

Dice que los vehículos son provenientes de países desarrollados, la mayoría de EE.UU. y Japón, que cumplen con altos estándares internacionales de manufactura y uso de materiales, adicionalmente cuentan con dispositivos para el control de las emisiones de gases y vienen con el historial de mantenimiento y recorrido de kilometraje, verificable vía Carfax.

“Las empresas afiliadas a nuestra asociación son sociedades formales que operan de manera transparentes, cumpliendo con todas sus obligaciones fiscales frente a DGA, DGII y todas las instituciones gubernamentales que regulan el mercado de importación, distribución y comercialización de vehículos”, dijo César De los Santos, presidente del consejo directivo nacional de la Asociación Nacional de Agencias Distribuidoras de Vehículos (Anadive).

La Asociación Nacional de Agencias Distribuidoras de Vehículos (Anadive) agrupa más de 300 empresas que de manera habitual se dedican a la importación, distribución y comercialización de vehículos usados y nuevos.

Fuente: Diario Libre

Affiliates