I'm Live!
Watch Now

Restauranteros latinos en Nueva York exigen se les permita recibir comensales

Los dueños de restaurantes latinos en la ciudad de Nueva York no están contentos con la negativa del gobernador Andrew Cuomo a permitirles servir a sus comensales dentro de sus establecimientos, y no descartan acudir a los tribunales como ya han hecho otros comerciantes.

“Hemos estado hablando de presentar una demanda si continúa porque ya se ha extendido demasiado” la prohibición por temor a un rebrote de la COVID-19, dijo a Efe Jeffrey García, presidente de la Asociación de Restaurantes Latinos.

Indicó además que han intentado comunicarse con un grupo de dueños de restaurantes que ya demandó por 2.000 millones de dólares por esa razón. Los latinos evaluarían, dado el caso, unirse a esa acción legal o entablar su propia demanda.

A restaurantes en Long Island y del norte del estado se les ha permitido servir dentro de los establecimientos y el vecino estado de Nueva Jersey comenzará con esa apertura mañana. Sin embargo Cuomo no ha tomado aún esa decisión ante el temor de un nuevo brote.

La demanda colectiva fue presentada por 300 comerciantes contra Cuomo y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, para que se les permita servir en el interior ya que hasta ahora esta industria está sobreviviendo con las ventas para llevar a casa o con las mesas fuera de los negocios.

La ciudad ha cerrado algunas calles y ha permitido que se coloquen mesas en las aceras frente a los negocios para atender clientes, pero es mucho menor a la cantidad que podrían tener dentro de los restaurantes. También temen que con el frío disminuyan los clientes.

“No estamos haciendo nada diferente a lo que hacen los dueños de los restaurantes en Long Island, Upstate o Nueva Jersey. Es el mismo aire, los materiales de restaurantes que compramos y usamos son iguales en la mayoría de los negocios. No entiendo cuál es el problema, por qué los negocios de la ciudad no puedan abrir adentro”, sostuvo García.

Dijo además a Efe que se han reunido con representantes del gobernador Cuomo, quienes les han dicho “que lo está tomando en consideración”.

Cuomo sostuvo hoy durante una rueda de prensa que entiende la situación pero que no es una decisión que le compete a la ciudad.

“Esa no es una decisión que deba tomar la ciudad. No tienen autoridad legal. El estado tomará esa decisión”, afirmó y aseguró que está de acuerdo con el presidente del Concejo de la ciudad, Corey Johnson, en que le gustaría que puedan abrir.

García dijo que algunos comerciantes han perdido temporalmente la licencia para vender alcohol y se les han impuesto multas tan altas como de 20.000 dólares porque el estado considera que ha violado la orden de que se mantengan las mascarillas.

“El que encuentren a una persona sin su mascarilla no quiere decir que no se sigan las reglas. Tal vez vayan al baño y se les olvidó ponerse la mascarilla” pero no por eso están incumpliendo la orden, sostuvo.

“Los dueños del restaurante son responsables por 100 pies alrededor del negocio pero ellos no so policías. ¿Cómo controlar la gente que está fuera de tu negocio. Si alguien se para a saludar una persona frente a tu negocio (sin mascarilla) ¿cómo eso es tu culpa?”, cuestionó.

Indicó además que aunque todavía ninguno de los miembros de la Asociación ha puesto el cerrojo final a su negocio, “si esto sigue como va no van a sobrevivir”.

Fuente: Diario Libre

Affiliates