I'm Live!
Watch Now

Raimel Tapia y su condición de primer bate

Raimel Tapia llegó a Grandes Ligas con los Rockies en el 2016 con las herramientas indicadas para ser un buen primer bate, pero al dominicano le tomó un tiempo para hallar la manera de hacer sentir en el tope de una alineación.

Tapia, de 26 años de edad, se convirtió en titular en los jardines de Colorado la temporada pasada. Entre el 11 de agosto del 2019 y el sábado, el oriundo de San Pedro de Macorís bateó .346 con porcentaje de embasarse de .438, antes de irse de 5-3 el domingo en la victoria de los Rockies sobre los Dodgers.

Desde el pasado 20 de agosto, Tapia ha visto 4.42 pitcheos por visita al plato, el sexto mayor promedio en la Liga Nacional, según STATS, Inc., según publica en sus páginas, MLB.com, bajo la firma de Thomas Harding.

Ha sido un cambio drástico. El año pasado, sustituyendo al entonces primer bate Charlie Blackmon, Tapia tuvo promedio de .255 y porcentaje de embasarse de apenas .286 en 86 visitas al plato en dicho papel. Después de eso, el quisqueyano fue bajado en el orden de bateo.

Desde el pasado 20 de agosto, Tapia ha visto 4.42 pitcheos por visita al plato, el sexto mayor promedio en la Liga Nacional, según STATS, Inc

¿Qué ha cambiado?

“Es la consistencia de tener más turnos, sentirme cómo y estar enfocado—y mucha práctica”, dijo Tapia.

El manager de los Rockies, Bud Black, afirmó que Tapia ha hecho un ajuste mental. La campaña pasada, el jardinero tuvo nueve jonrones (uno dentro del parque) y 28 extrabases, siendo la gran mayoría en casa (Coors Field). Tratar de construir a base de eso resultó en problemas.

“No puedes tener dos mentalidades diferentes, una para la casa y otra para la ruta”, dijo Black. “Entonces, creo que tiene un compromiso con ser la clase de bateador que todos creemos puede ser—usar todo el terreno, poner la bola en juego, negociar sus bases por bolas y no tirarles a pitcheos malos”.

Fuente: Diario Libre

Affiliates