Marcos Díaz cuestiona respuestas de autoridades deportivas para sus atletas ante el COVID-19

 Marcos Díaz cuestiona respuestas de autoridades deportivas para sus atletas ante el COVID-19

SD. El país, bueno el mundo, mantiene frenado de alguna manera las actividades cotidianas, que incluye el deporte de alto rendimiento. No quiere decir que no se busquen alternativas o soluciones y es lo que plantea el exnadador de aguas abiertas, Marcos Díaz, quien también es viceministro de Deportes.

Díaz escribió un artículo el cual tituló “Si yo fuera un atleta activo hoy”.

En su documento, el cual consta de 14 párrafos (15 si se agrega la posdata) plantea a la alta dirigencia deportiva sentarse a la mesa para viabilizar los entrenamientos de los atletas de alto rendimiento del país.

Si yo fuera un atleta activo hoy, me preguntaría ¿Qué alternativas me está brindando mi dirigencia deportiva para poder continuar desarrollando mi carrera en el deporte de manera segura bajo la realidad por la que atraviesa el mundo de hoy?

Me hago dicha pregunta luego de analizar aquel comunicado de prensa (13 de julio 2020) expuesto ante los medios por la comisión creada entre el Comité Olímpico Dominicano y el Ministerio de Deportes (COD-MIDEREC), donde sugieren:

¨Dejar sin efecto la reintegración de los entrenamientos de alto rendimiento a nivel nacional… hasta que las condiciones de salud así lo ameriten¨

Esa sugerencia me resulta sumamente ligera y carente de propuesta. En dicho comunicado no pude apreciar un mensaje de trabajar para brindarle al atleta las alternativas seguras para poder continuar sus entrenamientos deportivos. En esa comisión COD-MIDEREC no vi representada la voz de los atletas, protagonistas de todo aquello llamado deporte de alto rendimiento. No vi un documento o plan resultante de alguna agenda de trabajo. Noté una visión alejada completamente de la realidad que vivimos en el mundo de hoy, la era del Covid-19, una pandemia que llegó y no luce anunciar su despedida por un buen tiempo. Una enfermedad que perdurará más allá de los 45 días del recién declarado Estado de Emergencia en nuestro país.

Me resisto a creer que la solución ante los grandes retos de hoy sea el detener los entrenamientos hasta nuevo aviso.

Si yo fuera un atleta activo hoy, cuestionaría la sugerencia que presentó dicha comisión.

Primero, porque las medidas tomadas por el gobierno, bajo las recomendaciones de los expertos miembros de la Comisión de Alto Nivel para Control y Prevención del Covid-19, van dirigidas a eliminar o limitar las actividades que generan aglomeraciones o contacto entre personas. Y esto no incluye detener las actividades de negocio, gestiones profesionales o laborales, ni mucho menos eliminar los entrenamientos del atleta de alto rendimiento siempre que se hagan siguiendo los más exigentes protocolos de prevención.

Segundo, por poner un simple ejemplo, los protocolos para mi deporte (natación) que se han implementado fuera del país y que muy bien se han establecido en las piscinas dominicanas donde se practica la natación, en nada ponen en riesgo la salud, ni hacen de la piscina de entrenamiento un espacio de contagio. Por mencionar una de muchas medidas: Carriles utilizados por una sola persona, con un carril vacío entre cada usuario (suficiente espacio de distanciamiento, con el nivel de cloro en el agua probado científicamente que mitiga la propagación del virus).

Si yo fuera un atleta activo hoy, recordara a mis dirigentes que el deporte de alta competición no espera a nadie, que mis contrincantes todos se están entrenando en los demás países del mundo, que el tiempo perdido de entrenamiento dura MUCHO en recuperarse, que en un año exactamente se celebrarán los juegos olímpicos en Tokio, y que aquí en República Dominicana nuestras autoridades gubernamentales no han ordenado la detención de los entrenamientos de alto rendimiento y al igual que el resto del país esperarán buenos resultados en las competencias.

Ahora más que nunca lo que requiere el deportista de la comisión COD-MIDEREC es que se le provea de soluciones, de un plan claro y objetivo, consensuado con la dirigencia de cada disciplina deportiva (olímpicos y no olímpicos), analizando las experiencias y buenas prácticas que se han implementado en otros países del mundo, para que el deporte nacional pueda continuar los entrenamientos de sus atletas élite bajo las circunstancias actuales.

Nuestros atletas lo que desean es tener la oportunidad de perseguir sus sueños, trabajar duro en sus canchas, poner el esfuerzo, sacrificios y la dedicación para mostrarse orgullosos con nuestra bandera en mano, en igualdad de condiciones que los demás deportistas del mundo, cuando los escenarios internacionales así lo permitan.

Si yo fuera un atleta activo hoy, esperaría y demandaría mucho más de mi dirigencia deportiva.

Lejos de asumir el rol fácil de simplemente señalar, expongo públicamente mi deseo de sumarme a la búsqueda de soluciones para que nuestros atletas puedan continuar entrenando bajo la ¨Covidianidad¨, esta nueva realidad que vive el mundo de hoy.

Marcos Díaz

Exnnadador profesional

Salón de la Fama de la Natación Internacional

PD: Ante mi estatus actual de servidor público (no tengo asignadas responsabilidades para el deporte de alto rendimiento) y dada las complejidades que pudieran limitar mi humilde opinión al respecto, alzo mi voz en calidad de atleta, estatus que con orgullo vestiré mientras vida tenga. Reitero mi disposición para buscar soluciones ante los retos que tiene el deporte nacional.

Fuente: Diario Libre

Deja un comentario