I'm Live!
Watch Now

La comodidad de ser incapaz ¿es posible?

En algún momento todos hemos sido incapaces de resolver una situación cuenta propia. Recibir ayuda es una necesidad natural de todas las especies vivientes cuya funcionalidad responde al diseño de vivir en comunidad y lo que esto implica; solicitarla cuando hace falta es saludable para las emociones, porque evita el estrés, fortalece vínculos y hasta cierto punto abre la visión de tu universo.

No obstante, cuando este estado se hace largo y abarca una o todas las áreas de la vida, hay que detenerse y analizar los por qué; incluso, determinar si este ha sido un estado arrastrado desde la niñez y que en la adultez caracteriza tu vida, afectando tu plano existencial.

“Sentirte indefenso en ocasiones es producto de las circunstancias, y aunque el ser humano casi siempre logra salir, cuando aprende esta conducta en su infancia o producto de un trauma se ancla en el estado de Indefensión lo que lo hace susceptible de tumbar los brazos en momentos en que un humano ´normal´ sacaría recursos para salir de ahí”, explica la coach de personas y empresas Fénix Pérez.

Dice que las consecuencias pueden llegar a ser muy costosas en la vida profesional; ya que antes de que el individuo inicie algo ya estará derrotado y sin recursos para salir adelante, porque en tu mente solo hablará el “yo no puedo hacerlo”. Esto sin mencionar las relaciones personales que llegan desencadenarse en vínculos tóxicos y muy dañinos que podrían acabar con la vida.

Para definir este estado cita al psicólogo César Ojeda, quien dice que “a grandes rasgos, la condición por la cual una persona o animal se inhibe ante situaciones aversivas o dolorosas cuando las acciones para evitarlo no han sido fructíferas, terminando por desarrollar pasividad ante este tipo de situaciones”.

Las personas en este estado pueden presentar desórdenes conductuales, emocionales y cognitivos, que pueden requerir la intervención de un experto en acompañamiento de personas o de un especialista de salud, en caso de que tenga un matiz más profundo que alcance el grado de patología.

Fuente: Diario Libre

Affiliates