De Pujols a Soto, de Cruz a Tatis, dominicanos inician la campaña con el relevo garantizado en MLB

 De Pujols a Soto, de Cruz a Tatis, dominicanos inician la campaña con el relevo garantizado en MLB

Cuando dentro de unos años Albert Pujols se siente en su hogar de Missouri u Orange County a ver béisbol por TV con sus nietos le faltará tiempo para contarles sus vivencias al coincidir con la mejor promoción dominicana en las Grandes Ligas, esa que incluyó a Pedro Martínez, Sammy Sosa, Manny Ramírez, Adrian Beltré, Robinson Canó y Vladimir Guerrero.

Podrá decirles también que compitió con el relevo que tuvo esa clase como referencia directa, si Juan Soto, Fernando Tatis Jr., Rafael Devers, Eloy Jiménez, Víctor Robles, Vladimir Guerrero Jr., siguen cumpliendo con lo que han enseñado en su breve paso por el Big Show.

Este grupo se une a los ya probados como Manny Machado, José Ramírez, Ketel Marte, Jorge Polanco, Miguel Sanó, Danny Santana, Marcell Ozuna, Starling Marte y Starlin Castro como los bates que pondrán a buscar cada día en los box scores a millones de dominicanos que gustan del mejor béisbol.

Desde que Osvaldo Virgil abrió el camino en 1956 los bates criollos han disparado 161,697 imparables, entre ellos 29,245 dobles y 17,240 cuadrangulares.

Desde el montículo, Luis Castillo, Frankie Montás, Sandy Alcántara, José Ureña, Reynaldo López y el veterano Johnny Cueto sacan la cabeza entre los abridores, una posición a la que Carlos Martínez se apuntan para regresar.

Gran desafío

Contra los vientos y mareas propios de huracanes categoría cinco que por cinco meses ha ocasionado en el planeta el COVID-19 (sin conocerse hoy hasta cuándo se extenderá el azote) Grandes Ligas desafía el peligro que sigue vivo, que ha cobrado 145,414 vidas en Estados Unidos, para montar su show, como ha hecho desde 1876.

Con estadios sin público, un riguroso control del virus que establece pruebas PCR inter diarias y que prohíbe hasta las discusiones en el home plate o saludos al llegar a las bases, la MLB se lanza a su aventura, con varios ejemplos de éxito, como ya han demostrado es posible en Corea del Sur, Taiwán y Japón, o en el fútbol europeo como Bundesliga, Serie A, Premier y LaLiga.

Alrededor de un centenar de dominicanos son actores de terreno en el circo, uno que esta vez tuvo que hacer ajustes para la ocasión en busca de salvar el negocio, en una muestra de resiliencia que puede estimular a un mundo que necesitará más que un incentivo para levantarse una vez al coronavirus se le acaben las municiones.

Paso al relevo

Pujols y Nelson Cruz arrancan el curso con 40 años, mentores de la nueva camada. Cuando Soto nació en octubre de 1998 Cruz ya había firmado en febrero de ese año con los Mets. Guerrero Jr., nació en 1999, el mismo año que los Cardenales tomaron a Albert Pujols en el draft.

De los 159 peloteros dominicanos que jugaron la temporada pasada hubo 125 que nacieron en la década de 1990, con uno en la de 1970 (Fernando Rodney) y otro en el 2000 (Elvis Luciano). Los otros 32 llegaron al mundo en la de 1980. Casi un tercio de esos peloteros (53) tenía menos de 25 años.

El espectáculo del béisbol recluta cada año cerca de 2000 nuevos jugadores y expulsa una cantidad similar. Al máximo nivel tiene 1,200 disponibles y en la zona de formación otros 8,000 dejando la piel en el terreno para a la mínima oportunidad demostrar que pueden responder como los mejores. No hay mucha paciencia para esperar que el fruto madure, aquí se exigen resultados a corto plazo y los equipos lo saben.

Guerrero Jr., llegó en 2019 con alfombra roja y ya se le pide que responda a ese nivel. Más de uno entiende que Soto ha mostrado el potencial para ser uno de los rostros del béisbol de hoy. Willy Adames llega a su campaña para mostrar lo mejor, pero Tampa Bay ya le tiene una competencia también quisqueyana en Wander Franco, codiciando ese campo corto del Tropicana Field.

Otro dirigente

Luis Rojas se convertirá en el primer hijo de un dirigente extranjero que ocupa igual posición en el Big Show. Lo puede hacer mañana cuando los Mets reciban a los Bravos en el Citi Field.

Rojas se convertirá así en el sexto dominicano que ocupa la función de manera oficial, tras su padre Felipe Rojas Alou, Tony Peña, Luis Pujols, Juan Samuel y Manny Acta.

Pujols llegará a su temporada número 20. Solo seis compatriotas han alcanzado ese umbral: Julio Franco, Adrian Beltré, Bartolo Colón, Alex Rodríguez, Manny Mota y David Ortiz.

Ajustes para un año especial

La Liga Nacional estrenará el bateador designado. Los rosters comenzarán con 30 jugadores, bajarán a 28 tras dos semanas y a 26 dentro de un mes. Los clubes tendrán su plantel de 60 jugadores disponible. El 31 de agosto es la fecha límite de cambios, los equipos podrán viajar con tres jugadores de reserva (taxi-squad).

Para los extra innings a partir del décimo capítulo los equipos abren con un corredor en segunda base, que sería el bateador que le correspondía abrir la entrada.

Fuente: Diario Libre

Deja un comentario